Redireccionando...

jueves, 21 de febrero de 2013

Y la liga?

Hay opiniones para todos los gustos... Liga sí o liga no... Y yo misma no soy capaz de decidirme, aunque viendo algunas de las que os mostraremos a continuación seguro que se convierte en una opción más que apetecible.

Llevar liga no implica tener que enseñarla, ni tener que cortarla ni tener que regalarla... Ni siquiera implica que tenga que llevar un lacito azul... Llevar liga es un acto de feminidad absoluta.


Tradicionalmente la liga tiene su origen en la misión de sostener las medias en su sitio... Aunque ha ido perdiendo este sentido y hay quien la lleva incluso sin medias. Lo ideal? Unas medias de color natural con liguero de silicona para que no resbalen. 


Olvida las medias blancas y si eres un poco más lanzada, úsalas de plumeti y el efecto, además de diferente, será arrebatadoramente romántico...


No olvides que cada vestido requiere un tipo de liga diferente en función de su caída... A un vestido con mucha caída no podremos asignarle una liga con demasiado relieve o dejará de pasar inadvertida a convertirse en protagonista... Con cuidado... Pero con liga!

1 comentario:

  1. Qué ligas más bonitas. ¿donde se pueden comprar?

    ResponderEliminar